Empezar el año nuevo con intención - Sueño

Pasamos un tercio de nuestra vida en la cama (o deberíamos aspirar a hacerlo). El sueño lo afecta todo, desde la energía y el estado de ánimo hasta las enfermedades crónicas, como las cardiopatías y el Alzheimer. Influye en nuestro metabolismo, inmunidad y rendimiento físico. Según el Centro de Control y Prevención de Enfermedades (CDC), cerca del 35% de los adultos estadounidenses no duermen la dosis recomendada de al menos siete horas. Además, vivimos en un mundo en el que el zumbido del café, la fijación de la pantalla y la privación del sueño se consideran una insignia de honor para funcionar con menos horas de sueño. ¿Sabías que en un metaanálisis de casi 13 mil estudios los sujetos que tenían alteraciones del sueño presentaban un mayor riesgo de demencia?

La pandemia del COVID-19 también es escenario de los malos hábitos al dormir. La Fundación Nacional del Sueño (de EE. UU.) nos ayuda a corregir nuestros vicios y promueve que sepamos cuáles son los indicadores clave de un buen sueño. Estos incluyen:

Dormir al menos el 85% del tiempo en la cama. Dormirse en 30 minutos o menos. No despertarse más de una vez por noche. Volver a dormirse a los 20 minutos de despertarse por la noche.

Si eres como la mayoría de los adultos y te cuesta cumplir con todas las pautas, te...

Para continuar la lectura de este post, por favor inicia tu sesión o suscríbete a Hippo Hive.